jueves, 14 de octubre de 2010

REMEMBER WHEN. I.


Ahora mismito está oliendo a lejía a través de mi balcón. Y no se oye ni una mosca. Alguien debe de estar lavando sus interiores (o a lo mejor sus exteriores) en silencio absoluto. Es lo que tienen las noches de los jueves en tiempos de incertidumbre: huele a lavado y ni los quinquis se atreven a protestar.

Creo que estaría mejor en Salamanca, en ese hotel tan divertido detrás del mercado, o a lo mejor en Compostela, dándoles de comer a los palomos en la Alameda (lo cual no es sino una forma de hablar) o en Mérida, tal vez, tomando los vinos con mis parientes aunque no sé bien dónde porque hace dos décadas que no voy. Aquí no hay quién viva. Un vecino, seguramente víctima de Ikea, parece que está montando un armario zapatero pero en sordina. Un breve golpecito cada tres minutos y nada más. El cascar de un huevo contra la escudilla (mi otra vecina, víctima de sí misma y votante de Esquerra Republicana de Catalunya). El batir de ese huevo y otra vez el silencio y posiblemente la sinrazón.

Acabo de leer que a Art Lisboa acuden solamente 42 galerías y eso debería (de) considerarse un desastre. Aunque a lo mejor no. Más o menos buenas galerías pero ¡sólo! cuarenta y dos. Carla Bruni va a grabar un tema de David Bowie, están sonando las diez en mi campana mayor, la de la Catedral cercana (íntima, excesiva) y seguramente las otras vecinas silenciosas, las del convento de las carmelitas, estarán elaborando, en silencio sepulcral, una vigilia a Santa Teresa. Que ya no sé si eso se estila. El señor obispo, tan amable y también vecino, seguramente estará viendo la película de George Clooney, que hace un rato que ha empezado, y el otoño no nos va ofreciendo más que unos cuantos níscalos y esa dejadez previa al Adviento.

Recuerda cuando nada sonaba a nada. Pero ¡era divertido!

7 comentarios:

edu comelles dijo...

Oé!!!
la escucha!
y el paisaje sonoro narrado!

Llop y Bayo dice que las campanas de la catedral están muy deterioradas por las palomas, me pregunto si ellas contribuirán a cambiar el tono y la afinación de las mismas o si en esta ara de la restauración el sonido cambie de alguna forma, o quizás no cambie nada y ni nos demos cuenta.

http://campaners.com/php/textos.php?text=1057

PUNTIYO dijo...

Veo que sigues escribiendo muy bien.
Saludos.

manuel allue dijo...

Gracias a ambos, tan puntuales ¡y tan rápidos!

Esas campanas suenan, querido Edu, a lo que pueden. Una de ellas, no recuerdo cual , la restauraron hace poco y, ya ves, no lo ha notado casi nadie. Hay menos palomos en mi pueblo y menos de todo. Sólo quedamos, vigilantes, unos cuantos narradores que nos da por no ver la televisión, cenar whiskie y trocitos de parmesano y esperar.

aparis dijo...

No necesariamente estarías mejor en otro sitio.

Ignoro cómo canta la señora del petit Napoleón, porque no la he oído nunca, pero atreverse con Bowie tiene de mucho mérito.

Si, sigues escribiendo muy bien.

manuel allue dijo...

Gracias, Aparis. Mme. Napoleon (le plus p'tit) tiene encantados a sus súbditos. Mme. Zapatero tiene una discreta carrera de soprano pero, al menos, no imita a nadie. Después de todo, ¡qué más da!.

edu comelles dijo...

Bowie se ahoga un poquitín en directo. pero sigue siendo el mas elegante.

manuel allue dijo...

Muy elegante, estupendo para su edad y nada "histórico" (no sé si me explico). Todo lo contrario que Mme.Naoléon.