viernes, 9 de febrero de 2007

ORIOL BOHIGAS, HERBERT MARCUSE Y ANTONI DE MORAGAS



Para demostrarnos, Nené, para seguirnos demostrando lo tremendos que fueron los años sesenta-setenta españoles (y catalanes), he buscado un poquito más allá, aunque no tanto, en mis anaqueles, cerquita, pues, del senyor Rubert de Ventós, y me he encontrado con un ejemplar, estupendo, de Oriol Bohigas. Se trata de la Polèmica d’arquitectura catalana, un “recull” de artículos periodísticos del arquitecto, publicado en 1970 por la mínima colección L’Escorpí de Edicions 62, y que compramos, seguramente Cristina y yo, en Cinc d’Oros (conserva la pestaña de la librería: “Llibres per a tots. Diagonal, 462, Barcelona-8").

Oriol Bohigas celebraba la lectura (la moda de la lectura, desde luego) de Marcuse en ese momento pero lamentaba que hubiera provocado “desorientaciones” y promovido “las indispensables interpretaciones banales”, traducimos.

Y aquí la perla. El arquitecto y prohombre Antoni de Moragas, que lamentamos no conocer, publicó entonces (¿en “El Correo Catalán”?), su opinión al respecto de las nuevas formas y de las nuevas literaturas (y no nos ha hecho falta traducir): “Siempre he sentido una profunda repugnancia hacia la frivolidad en todas sus formas, desde su aspecto erótico hasta cierta arquitectura que se ve por ahí, más propia de personas inclinadas a las drogas y al amor libre que de gentes honestas, normales y corrientes”. ¿Le horrorizaban los edificios Trade? ¿Tenía pánico de la Fundació Miró? ¿Estaba encantado con el nuevo edificio de El Corte Inglés en la plaza de Cataluña, propio de personas normales y corrientes?

En fin. Que eran años tremendos (¡qué te voy a contar!).

He colgado una foto de Marcuse joven porque de mayor tiene un aspecto que no sé qué decirte.

2 comentarios:

nene dijo...

Demasiadas cosas citas, Manolo, que han acabado o acabaron. Si la cita se llena de nostalgia aléjala, y, en la cita, recuerda lo bueno de los años pasados, que lo hubo.
Bohigas está lúcido, activo y de "buen ver", y seguro que pasará mejor su arquitectura que la de de Moragas. Desde mi despacho veo árboles, cemento y madera: a Bohigas seguro que le complacería, a pesar de no ser una obra FAD. Y a todos los de Moragas amargantes que conocimos, incluidos los que conocemos y tratamos (haylos) les digo, con esa irresponsabilidad que me caracteriza: que les zurzan! En catalán habría escrito: "que els bombi un llobarro!"

manuel allue dijo...

No coneixia el "que els bombi un llobarro!". L'adopto i l'adapto immediatament.

Nené: en el mes de febrero casi siempre me pongo nostálgico. Y pesado. Es como si tuviera el examen final que para mí, durante unos años (¡y ya hace tantos!), fue ARCO. Pero persiste "esa" sensación. Entonces me pongo a revolver en el pasado, en mi biblioteca, en mi memoria, y me salen cosas como esa.

Que los zurzan, claro está, y larga vida al senyor Bohigas que también me sigue pareciendo muy lúcido (lo es) y con muy buena pinta.

Ptons.